PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL CRITERIO ÚNICO DE CLASIFICACIÓN EMPRESARIAL

 

El Ministerio de Comercio Industria y Turismo expide el Decreto No. 957 del 5 de junio de 2019, por el cual creó la nueva clasificación que determina el tamaño de las micro, pequeñas y grandes empresas, teniendo en cuenta únicamente los ingresos por actividades ordinarias anuales, en concordancia con lo previsto en el artículo segundo de la Ley 590 del 2000, modificado por el 43 de la Ley 1450 del 2011.

Importante precisar que el concepto de ventas brutas se asimila al concepto de ingresos por actividades ordinarias y deberán corresponder a los del año inmediatamente anterior, con corte a 31 de diciembre, a la fecha de presentación de la solicitud de la propuesta o del trámite para el que se quiera hacer valer la clasificación establecida en este Capítulo, verificables de acuerdo con las normas vigentes según se expone en la parte resolutiva del Decreto.

En las consideraciones del Decreto manifiestan que el nuevo criterio ofrece mayores ventajas respecto de los otros demas analizados, debido a que establece el tamaño de una empresa en Colombia en la medida en que prevee mejor información acerca del tamaño de la operación de la empresa. Así mismo, el criterio de ventas brutas anuales resulta más pertinente para tener presente las diferencias entre sectores económicos y minimiza los incentivos a distorsiones en el reporte de información.

Hoy en día las sociedades en Colombia se clasifican según el número de trabajadores totales , el valor de activos totales y el valor de las ventas brutas anuales. Sin embargo a partir de la entrada en vigencia del Decreto No. 957 que será en el mes de diciembre de 2019, se adopta la variable de ingresos por actividades ordinarias anuales, fijando rangos en tres macrosectores de la economia para lograr que los umbrales establecidos resulten en la práctica eficientes y claros. Los sector son manufacturas, servicios y comercio.

Los nuevos umbrales fijados por el Decreto para cada uno de los macrosectores son los siguientes:

Sector manufacturero

Microempresa: ingresos por actividades ordinarias anuales inferiores o iguales a 23.563 UVT.

Pequeña empresa: ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 23.563 UVT e inferiores o iguales a 204.995 UVT.

Mediana empresa:  ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 204.995 UVT e inferiores o iguales a1.736.565 UVT.

Sector servicios

Microempresa: ingresos por actividades ordinarias anuales inferiores o iguales a 32.988 UVT.

Pequeña empresa: ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 32.988 UVT e inferiores o iguales a  131.951 UVT.

Mediana empresa: ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 131.951 UVT e inferiores o iguales a 483.034 UVT.

Sector comercio 

Microempresa: ingresos por actividades ordinarias anuales inferiores o iguales a 44.769 UVT.

Pequeña empresa: ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 44.769 UVT e inferiores o iguales a 431.196 UVT.

Mediana empresa: ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 431.196 UVT e inferiores o iguales a 2’160.692 UVT.

Aquellas firmas que no clasifiquen en alguno de los tres sectores previamente contemplados deberán usar los umbrales determinados para el macrosector de manufactura. En el caso de las empresas que puedan configurarse en más de una actividad económica, el tamaño será definido por aquella que reporte el mayor volumen de ingresos.

Los ingresos deberán corresponder a los del año inmediatamente anterior, con corte a 31 de diciembre, a la fecha de presentación de la solicitud de la propuesta o del trámite para el que se quiera hacer valer la clasificación, verificables de acuerdo con las normas vigentes.  Para las empresas que cuenten con menos de un año de existencia, sus ingresos por actividades ordinarias serán los obtenidos durante el tiempo de su operación, con corte al mes inmediatamente anterior a la fecha de presentación de la propuesta o del trámite respectivo.

La forma adecuada para acreditar el tamaño de la empresa dependerá del tipo de persona que sea, si es persona natural o jurídica. La primera, lo debera acreditar mediante una certificación que expida por si misma. La segunda lo acreditará mediante certificacion expedida por el representante legal, contador o revisor fiscal.

Recuerde que valor de los ingresos por actividades ordinarias anuales de empresas deberá ser reportado de manera obligatoria en el formulario de inscripción y actualización del Registro Único Empresarial y Social -RUES-. Asimismo, las Cámaras de Comercio podrán negarse a realizar la inscripción o renovación de la matrícula mercantil si la sociedad no reporta en el formulario RUES los ingresos por actividades ordinarias anuales y la correspondiente actividad económica.