OBLIGACIONES NO INCLUIDAS EN EL ACUERDO DE REORGANIZACIÓN.

El 3 de octubre de 2018, la Superintendencia de Sociedades emitió concepto 220-152262, mediante el cual toma postura respecto a las deudas u obligaciones que no se hubieren tenido en cuenta en el proyecto de reconocimiento y graduación de créditos.

De la remisión al artículo 25 de la Ley 1116 de 2006, derivan acciones que deben ser ejercidas por los acreedores, relacionadas con el pago de los créditos litigiosos y acreencias condicionales, derechos que deberán solicitarse en el momento oportuno, es decir dentro de las etapas de contradicción establecidas en la ley y cuando no hubieren sido incluidas por el representante legal, de conformidad con lo señalado en los artículos 29 y 30 de la Ley 1116 de 2006.

En caso de que el representante legal o promotor no hubiere incluido una obligación en el inventario de acreencias y en el proyecto de reconocimiento y graduación de créditos, por mandato legal se otorga derecho únicamente al acreedor de perseguir los bienes que queden del deudor, cuando se hubieren cumplido las condiciones del acuerdo de reorganización, o, en el caso de incumplimiento del acuerdo, con la única excepción de que los demás acreedores acepten de manera expresa al nuevo acreedor en el acuerdo de reorganización.

Así mismo, responderán solidariamente y en cualquier momento por los daños ocasionados a los acreedores, los administradores, contadores públicos y revisores fiscales que no hubieren incluido en el proyecto de reconocimiento y graduación de créditos determinada obligación. Sin perjuicio de las acciones penales en su contra a que hubiere lugar.

Por otro lado, la Superintendencia de Sociedades también se pronunció en el mencionado concepto sobre aquellos fallos o sentencias debidamente ejecutoriadas, derivados de deudas del proceso de reorganización que fueren proferidos posterior a la firma del acuerdo, y al respecto manifestó que no deben ser considerados como gastos de administración y por lo tanto, deben ser pagados en iguales condiciones y términos que los demás créditos que se encuentren en su clase y prelación legal. En caso de estar pagos los créditos de su clase, deberá efectuarse el pago dentro de los diez (10) días siguientes a la ejecutoria el fallo.